David Beckham toulalan

Publicado el jueves, 27 de marzo de 2008 en General - 1970109 visitas

Francia apeló a su estatus de subcampeona del mundo para imponerse a Inglaterra en el amistoso disputado en el Stade de France de París, donde David Beckham alcanzó los 100 partidos como internacional. Los locales se llevaron el triunfo con un tanto de Ribery, de penalti, al final de la primera mitad (1-0). Francia ofreció una buena imagen ante un equipo de nivel como es la Inglaterra de Capello. El italiano le ha dotado de un carácter correoso y competitivo que puso muy difíciles las cosas a los galos.
David Beckham y Ribery abandonan el campo tras el amistoso
Los primeros minutos fueron de Francia, dominando el balón y disfrutando de las mejores ocasiones, especialmente un saque de esquina que Anelka envío muy cerca del primer palo. El centro del campo fue local, con una muy buena labor de Makelele y Toulalan que hicieron olvidar la ausencia de Vieira.

No obstante, el cansancio comenzó a hacer mella en los franceses e Inglaterra fue poco a poco recuperando el terreno perdido hasta entonces. Los Gerrard, Beckham, Hargreaves y compañía se hicieron dueños del esférico y comenzaron a llegar las primeras ocasiones.

Cuando más estaban mereciendo los ingleses, Thuram metió un buen balón a la espalda de la defensa y Anelka, muy activo, aprovechó para plantarse ante James. El guardameta del Portsmouth le derribó y Ribery materializó el consecuente penalti en el minuto 32. A partir de ese momento, los locales recuperaron la iniciativa y pudieron ampliar su ventaja, pero estuvieron desacertados.

El técnico de los británicos dio entrada a un equipo más directo, con Crouch y Owen en ataque, pero tampoco fueron capaces de cambiar las cosas. Francia siguió a lo suyo, llegando arriba gracias a Malouda, empeñado en demostrar su validez después de haber sido relegado en el Chelsea, y Ribery.

El encuentro siguió el mismo guión hasta el final, Francia volcada e Inglaterra buscando un contragolpe que pudo darles el empate en más de una ocasión. Con todo y pese a los ataques a la desesperada de los de Capello en los últimos compases, el marcador no volvió a moverse.







» Enlaces patrocinados




» De que hablamos